Archive for 2 agosto 2010

Box: individualismo progresista.

agosto 2, 2010
Juan Manuel Márquez.

Campeón del mundo. JUAN MANUEL MÁRQUEZ.

El box es el deporte de mexicanos campeones por antonomasía. Ejemplo de lo que el individuo puede hacer y hace. Voluntad de ganar. Impulso: el  hambre. Librecompetencia: Cualquiera puede participar, siempre y cuando se tenga una disposición al progreso con un entrenamiento  extenuante y disciplinado. Igualdad, todos parten del mismo nivel, un cuerpo.

Individuo. El trabajo es siempre consigo mismo. venciéndose a cada instante, día con día. El motor; ganar ? A quién? a quién se ponga enfrente. Nunca he visto un campeón mexicano que baje la mirada ante ningún peleador extranjero. La decisión que reflejan sus ojos es  innegable. Todos, absolutamente todos los retadores que saben que enfrentaran a un mexicano anteponen el respeto. Muy probablemente el miedo. El miedo también es una forma de respeto.

El boxeador mexicano es un digno representante de su país, pero antes de eso, es un digno representante de la fortaleza y temple que sólo provee el ímpetu por ser mejor. Esto es, salir de la pobreza material. La mayoría o muy probablemente todos los peleadores han salido de los estratos más bajos de  la sociedad. La capilaridad social que logran es individual a lo más familiar. Entonces, infiero que la capacidad de progreso y trascendencia de sí mismos es infinitamente más simple como célula de la sociedad que como sociedad.

Ejemplificaré. El deporte de las masas que se juega en equipo; el fútbol asociación, es y siempre ha sido una muestra digna de mediocridad. Deporte de conjunto que refleja lo que es una sociedad. Sociedad que no trabaja en equipo -recordemos el síndrome de los cangrejos en la cubeta- está destina al fracaso. Y así lo muestra no solo la realidad del país, sino la realidad del fútbol mexicano, con respecto a sí mismo y al mundo. Siempre la historia del ya merito. Los jugadores y su mentalidad tiende a derrotarse aún antes de comenzar un partido o torneo. México como país ; nació derrotado,  recordemos que los mexicas se derrotaron a sí mismos por una falsa creencia teológica. Entregaron el imperio a los conquistadores españoles, por el supuesto regreso del dios Quetzalcóatl -hombre blanco, de ojos claros y barbado-.  De ahí el síndrome de Quetzalcóatl, aún perdura. Si se es extranjero lo invitan a que se sirva con la cuchara grande, se desviven por ellos. Les abren el país, su casa y su corazón. Los llenan de placeres. y todo porque son blancos de ojos claros y cabello rubio.

Existe una anécdota espantosa de un partido México- Italia  en el que es entrevistado el técnico de la selección mexicana – ¿Porqué perdieron? -contesto: perdiamos desde el vestidor 2-0, ya que, ellos venían vestidos de traje y nosotros con pants.

Continuará…

Anuncios